El Golf en Equipo: de las Universidades a la Ryder Cup

Cuando pensamos en deportes individuales, el golf es uno de los primeros ejemplos que nos viene a la mente. Excluyendo la inestimable ayuda de los caddies, los golfistas se encuentran solos ante el peligro, enfrentándose a sus compañeros de partido, al campo, a los elementos meteorológicos y a sus propios demonios internos.

No obstante, algunas de las competiciones más emocionantes se juegan por equipos. A nivel profesional, el ejemplo más destacado es la Ryder Cup, un torneo bienal que enfrenta a Estados Unidos contra Europa. Curiosamente, se disputará este fin de semana en el campo Whistling Straits, Wisconsin. A nivel amateur, no hay que buscar más lejos que el golf universitario en Estados Unidos. De estos dos temas, college golf y Ryder Cup, trata esta nueva entrada del blog VT Sports.

Golf Universitario en Estados Unidos

El golf es uno de los deportes más populares en Estados Unidos. Muy pocos eventos deportivos captan la atención del aficionado medio como un domingo de un Major o de la Ryder Cup, especialmente si está Tiger Woods en acción. Pero el golf no solo triunfa en las audiencias, sino también en participación. Según un estudio de la National Golf Foundation, unos 25 millones de personas jugaron a golf en campos norteamericanos en 2020. Y a este dato habría que sumarle más de 12 millones que probaron suerte en campos de prácticas, simuladores indoor o en centros de entretenimiento como Topgolf, cada vez más populares.

Además, 144.000 jóvenes juegan en equipos de golf de sus respectivos institutos en Estados Unidos, de los cuales apenas un pequeño porcentaje consigue jugar en la universidad. Pese a haber más de 1.300 universidades con equipo de golf, obtener una beca deportiva no está al alcance de todos. El nivel medio ha subido mucho en las últimas décadas, tanto en NCAA como en NAIA o NJCAA. A día de hoy, ocho de los diez primeros golfistas masculinos del mundo pasaron por el golf universitario. Y el número 12, el mexicano Abraham Ancer, empezó su carrera en Odessa College, un junior college público en Texas.

Para conocer más datos o requisitos para optar a una beca universitaria, os redirigimos a nuestra sección de golf. Y para ver algunos de nuestros vídeos de reclutamiento universitario, os invitamos a pasaros por nuestro canal de Youtube. Aquí vamos a centrarnos en el sistema de competición del college golf. ¿Cómo es eso de que sea un deporte de equipo?

En la mayoría de torneos, cada universidad lleva a cinco representantes. Y en cada día de competición, se cuentan los cuatro mejores resultados. Es decir, si un compañero tiene la peor ronda de su vida y necesita 100 golpes para completar el recorrido, esta cifra lastra su tarjeta individual del fin de semana pero no afecta al resultado del equipo, que es lo más importante en el golf universitario.

En el torneo nacional de la NCAA, se le da una vuelta de tuerca al formato. A este certamen acuden los mejores 24 (mujeres) o 30 (hombres) equipos de la temporada, así como los mejores 12 (mujeres) o 6 (hombres) golfistas individuales cuyos equipos no se clasificaron.

Una vez en el campo, todo el mundo juega tres rondas de 18 hoyos. Llegados a este punto, pasan el corte los 15 mejores equipos y los 9 golfistas pertenecientes a universidades no clasificadas. El cuarto día de competición, se juega una cuarta jornada, tras la cual  se otorgan los títulos individuales y se hace una nueva criba, dejando a los 8 mejores equipos.

Una vez tenemos 8 universidades, se hace un cuadro de enfrentamiento directo desde cuartos de final. Cinco enfrentamientos cara a cara por serie. Lo que cuenta no es el marcador global, sino los hoyos que ganas, pierdes o empatas contra tu oponente. Si tras 18 hoyos hay igualdad, se juegan hoyos extra hasta que haya desequilibrio en el marcador. Así, tres eliminatorias hasta coronar a la universidad vencedora.

Ryder Cup 2021

Una de las competiciones más legendarias del deporte profesional, la Ryder Cup celebra este fin de semana su 43ª edición. Al igual que los Juegos Olímpicos de Tokio, la pandemia de la COVID-19 forzó su aplazamiento el año pasado. Otrora un duelo exclusivo entre Estados Unidos y las Islas Británicas, desde 1979 se incorporaron los jugadores de la Europa continental.

Si bien Estados Unidos sigue comandando el historial por un claro 26-14 (y dos empates), el Team Europe le está comiendo la tostada últimamente. Desde el año 2000 inclusive, los del Viejo Continente suman 7 victorias y 3 derrotas.

En la Ryder Cup están en juego un total de 28 puntos. Se jugarán ocho foursomes, ocho four-balls y doce duelos individuales cara a cara en formato match play. En todos estos formatos, el objetivo es ganar el mayor número de hoyos. En caso de igualdad tras 18 hoyos, se divide el punto, no hay muerte súbita. Como defensora del título, a Europa le valen unas tablas a 14 puntos para retener la copa, mientras que los estadounidenses necesitan imponerse con al menos 14.5 puntos.

Tanto un foursome como un four-ball se tratan de un duelo por parejas. En el foursome, se juega con una bola, alternando los golpes hasta que consiguen embocar en el hoyo. Los jugadores se turnan para ejecutar el golpe de salida desde el tee. Por su parte en el four-ball, como su nombre indica, hay cuatro bolas en juego. El equipo del jugador que necesite menos golpes, se anota el punto.

Estos son los jugadores que medirán sus fuerzas en Whistling Straits:

Sobre el papel, el equipo americano es muy superior. Pero esto es la Ryder Cup, la experiencia es un grado. Los europeos cuentan con tres novatos, mientras que los estadounidenses tienen a seis rookies. Por muy campeones de Major o de Juegos Olímpicos que sean Collin Morikawa o Xander Schauffele, la presión de la Ryder es especial. Se parece más al golf universitario que al circuito PGA.

¿Quién creéis que ganara la 43ª edición de la Ryder Cup?

Abrir chat