March Madness: el Torneo Nacional de NCAA

En Estados Unidos, durante los próximos tres fines de semana, el baloncesto universitario no tendrá rival en cuanto a audiencia televisiva. Cualquier noticia de la NBA, desde el bache de los Golden State Warriors al récord de triples dobles de Russell Westbrook, pasa a un segundo plano. El torneo nacional de la NCAA, conocido como March Madness, es una cita ineludible para todo aficionado al deporte. Especialmente frenéticas son las cuatro primeras jornadas, cuando literalmente se ofertan varios partidos desde primera hora de la mañana hasta altas horas de la noche. El formato de eliminación directa a un partido, como si se tratase de un Grand Slam de tenis, da lugar cada año a sorpresas inverosímiles. Solamente un equipo de 68 se llevará el cetro nacional el próximo 3 de abril en Glendale, Arizona.

Ya que el 45º Presidente de los Estados Unidos declinó la oferta de ESPN de continuar con la tradición de su predecesor de rellenar el bracket públicamente, en VT Sports hemos decidido tomar el testigo.

Pronóstico de Pablo Mosquera (Gonzaga University, 2010-14)

 

Este: Todos los expertos están elucubrando sobre cómo será el posible encuentro de Elite 8 entre los defensores del título, los Villanova Wildcats, contra los máximos favoritos en pretemporada, los Duke Blue Devils de Coach K. Pues bien, creo no presenciaremos dicho duelo. Los tapados son los Mustangs de Southern Methodist University. Bajo la tutela del entrenador de primer año Tim Jankovich, los de Dallas tan solo han cedido un envite desde el inicio de diciembre, una pírrica derrota por dos puntos en la complicada cancha de los Cincinnati Bearcats. Según las web de estadísticas avanzadas Ken Pomeroy, SMU es el 11º mejor equipo del país, así que tienen potencial para cargarse a cualquier oponente pese a ser los sextos favoritos en esta región del cuadro.

Oeste: Este es el año. Mis Gonzaga Bulldogs cumplirán las previsiones y avanzarán a la Final Four por primera vez en su historia. Tras dos rondas a priori sencillas, los Zags darán buena cuenta de los Mountaineers de West Virginia en el Sweet 16. Por lo visto en los tres precedentes desde 2012, Bob Huggins no es capaz de ganarle la partida táctica a Mark Few, que además cuenta con la mejor plantilla de su historia. Por la parte baja del cuadrante, Sean Miller y sus Arizona Wildcats sufrirán una nueva decepción, esta vez en el segundo fin de semana contra Maryland. El base Melo Trimble recuperará la inspiración que le hizo ser uno de los jugadores más eléctricos de América como novato. Pese a completar la proeza de eliminar al campeón de la PAC-12, los Terrapins no serán rival para Gonzaga.

Medio Oeste: Que la reciente derrota en el torneo de la BIG-12 contra un rival menor como TCU no os nuble la vista: Kansas es un equipazo este año. Esa noche los Jayhawks jugaron sin el novato estrella Josh Jackson, sancionado internamente por no haber notificado un incidente de tráfico. Ni Michigan State, ni el ganador de Iowa State y Purdue podrán frenar a los de Bill Self, que tendrán su primer test duro en el Elite 8 ante Oregon, una universidad que este año tiene muchas esperanzas puestas en el baloncesto tras un fiasco de campaña en fútbol americano. Liderados por el alero Dillon Brooks, los Ducks se colarán entre los ocho mejores, pero la baja de Chris Boucher tras su rotura del ligamento anterior cruzado la semana pasada será una losa demasiado pesada contra Kansas.

Sur: Si bien todo apunta a que los Tar Heels de Carolina del Norte se pasearán en sus primeros tres partidos, por la parte baja se prevé una carnicería para alcanzar los cuartos de final. Mi pick para alcanzar la Final Four es Kentucky Wildcats. Los equipos de John Calipari suelen ser ultracompetitivos en marzo, así que es factible que superen el camino de espinas formado por Northern Kentucky, Wichita State, UCLA y UNC. El novato Malik Monk va a promediar más de 25 puntos por partido en este tramo, liderando a los Wildcats. Por su parte, el base estelar de UCLA, Lonzo Ball, pasará sin pena ni gloria por el torneo, resintiéndose así su caché para el próximo draft de la NBA. Por cierto, LaVar Ball, el padre de la criatura, ha conquistado el premio al “Bocachancla del Año” con sus comentarios de que arrasaría a Michael Jordan en un uno contra uno en sus buenos tiempos.

Final Four: No solo se estrenarán en semifinales, sino que los Gonzaga Bulldogs cortarán las redes en Glendale, llevándose el trofeo de campeones de vuelta a la ciudad de Spokane. Como dice el base Nigel Williams-Goss en su artículo en The Players Tribune, se respira un ambiente especial en el vestuario. Los Zags (32-1) son Top 10 tanto en ataque como en defensa según Ken Pomeroy, convirtiéndose en uno de los equipos más eficientes en los últimos 15 años de baloncesto universitario. Con un ataque equilibrado en el que hasta cinco jugadores alcanzan los dobles dígitos en anotación, superarán (no sin sufrimiento) a SMU en semis y a Kentucky en la finalísima. Este grupo culminará un gran trabajo que iniciaron hace mucho tiempo figuras emblemáticas como John Stockton o Adam Morrison.

Pronóstico de Marco Verdasco (University of Oregon, 2006-2010)

El co-fundador de VT Sports apuesta por sus Ducks para conquistar el trofeo de campeones en una Final Four con claro sabor a Costa Oeste. Oregon vencerá a UCLA en un duelo de alto voltaje. Durante la temporada regular de la PAC-12, cada universidad hizo vale el factor cancha, aunque ninguno de los envites se decidió por más de tres puntos. El último escollo serán los todopoderosos Blue Devils de Duke, crecidos tras su título de conferencia en la ACC, que truncarán el sueño de Gonzaga por segunda vez en tres años.

En la gran final, los pupilos de Dana Altman adquirirán una considerable ventaja tras el descanso que no se esfumará pese al empuje de los de Mike Krzyzewski. Así, Oregon, una universidad eminentemente futbolamericanista mitigará la decepcionante temporada este pasado otoño de su equipo normalmente más destacado.

¿Quién estará más acertado de nuestros pitonisos?

2017-03-16T14:11:27+00:00