CADA VEZ MÁS UNIVERSIDADES EN ESTADOS UNIDOS OFRECEN BECAS DE ESPORTS

¿Os acordáis de las broncas de vuestros padres por seguir viciando a la Play cuando la cena llevaba diez minutos en plato? Yo también. No había defensa posible ante tal acto de irresponsabilidad. Ese gol en el descuento de la prórroga en el FIFA nos costaba caro.

Por el contrario, las nuevas generaciones tienen una excusa sólida: a día de hoy, se pueden obtener becas de eSports en universidades americanas.

Las competiciones de videojuegos han vivido un drástico incremento en popularidad en los últimos tiempos. De acuerdo la agencia investigadora de mercado Newzoo, la industria gamer facturó 696 millones de dólares en 2017, atrayendo a un total de 385 millones de espectadores. Según este artículo de USA Today, más gente ve eSports que las Finales de la NBA o la Serie Mundial de béisbol. Además, la tendencia es claramente alcista.

En 2014, Robert Morris University anunció la creación de un equipo de eSports. Desde entonces, se estima que existen entre 50 y 60 universidades que ofrecen ayuda económica a gamer. La Universidad de Utah ha sido la primera entidad perteneciente a una de las cinco conferencias más poderosas (ACC, BIG 10, BIG 12, SEC, PAC 12) en formar su equipo.

Su plan es conceder becas parciales al inicio de esta etapa, pero con la intención de expandir hasta dar 30 becas completas, dice este artículo de SB Nation. En esta temporada, la universidad situada en Salt Lake City compite en cuatro videojuegos: League of Legends, Overwatch, Hearthstone y Rocket League. En este vídeo se pueden ver los jugadores que forman la plantilla de los Utes.

Alguno se preguntará si los gamers podrán quedarse con el dinero ganado en algún torneo. Negativo. Según la propia web de la Universidad de Utah, a día de hoy, “Utah eSports es un programa amateur subvencionado por la universidad. Toda ganancia obtenida por un equipo oficial irá destinada a la reserva de becas del programa.”

Según este artículo de Forbes, la mayoría de becas por eSports oscilan entre los 2.000 y los 5.000 dólares anuales, mientras que las ayudas más suculentas que se conocen ascienden hasta los 20.000.

La NCAA, ardua defensora del amateurismo (para bien o para mal) en el deporte universitario estadounidense, todavía no se ha mojado sobre los eSports. ¿Se mantendrá al margen como hasta ahora? ¿Verá el negocio con buenos ojos y permitirán lucrarse a los jugadores destacados? ¿O se meterá de lleno pero no accederá a que los gamers obtengan más beneficio que la beca, como hacen en otros deportes? La pelota está en su tejado.

Actualmente, las universidades con eSports pertenecen a una organización llamada National Association of Collegiate Esports (NACE), la cual, por cierto, ha llegado a un acuerdo con la NJCAA, el órgano regulador de los junior colleges, universidades de transición, desde las que un estudiante ha de transferirse tras dos cursos a otra universidad convencional.

¿Y qué pasa con el Fortnite, el juego en boca de todos en este 2018?

Hace apenas unos días, Ashland University (Ohio) anunció su plan de becar a cuatro jugadores de Fortnite a partir del año que viene.

Para finalizar, os voy a dejar varios datos para convencer un poco más a los escépticos del imparable auge de los eSports, aunque no tengan relación con el sistema universitario de EE.UU.

Se acaba de lanzar una liga de NBA 2K18. Según Hoopshype, los gamers seleccionados en la primera ronda del draft ganarán 35.000 dólares garantizados por una temporada de seis meses, además de poder negociar contratos de patrocinio con terceros interesados en su imagen. Además podrán monetizar sus retransmisiones en Twitch. En otras palabras, estos jugadores del 2K18 ganarán más dinero que la mayoría de los baloncestistas de la G-League, la liga de desarrollo de la NBA.

De acuerdo con la agencia Hookit, los deportistas con más interacciones en redes sociales en el mes de marzo de 2018 fueron, por este orden, Cristiano Ronaldo (136,8 millones), LeBron James (76,2 millones) y Tyler Blevins (66,7 millones).

¿Tyler qué? También conocido como Ninja, Blevins es un gamer que ahora se dedica a retransmitir sus partidas online. Alcanzó especial repercusión su partida de Fortnite junto al famoso rapero Drake, siendo trending topic en Estados Unidos.

Los cerdos todavía no vuelan, pero Leo Messi (51,3 millones) o Neymar Jr. (50,1 millones) generaron menos interacciones que un tipo que se dedica a jugar a la Play.

¡Seguid viciando chavales, que no os importe la bronca!

¡Ah, y no dudéis en poneros en contacto con VT Sports para que gestionemos vuestra beca en Estados Unidos!

#DreamBig

Texto: Pablo Mosquera

2018-06-05T23:52:23+00:00