Su empresa gestiona becas para talentos gallegos en EE. UU., como disfrutó en su día en Texas y California

Unos persiguen el sueño americano y otros lo fabrican. Hugo Taracido es de los segundos. Primero cruzó el charco para conocer de primera mano la vida universitaria de Estados Unidos. Una enfermedad truncó su progresión y regresó a España para dedicarse a hacer realidad los sueños de otros a través de la empresa VT Sports Management, con la que gestiona becas en universidades estadounidenses para talentos de todo el mundo. «Ofrecemos un servicio personalizado a las familias para encontrar el mejor sitio para cada chico», explica el extenista de Sanxenxo la filosofía de la empresa que dirige con su socio Marco Verdasco, formado en Oregón y primo de Fernando Verdasco.

«Las universidades americanas tienen hasta 29 deportes distintos con competición universitaria, entonces ellos destinan un dinero para atraer talento tanto deportivo como académico», explica Taracido el modo en el que funciona el sistema de enseñanza superior en Estados Unidos. «Este tipo de becas pueden llegar a cubrir el cien por cien de tus gastos», añade este gallego afincado en Madrid que pasó dos años en el continente americano en dos estados distintos. «A mí me supuso una madurez muy acelerada, estuve un año en Dallas haciendo Empresas y luego me cambié a Santa Clara, en California, que era un poco más cara pero aún así mucho más barato que estando en España», recalca Taracido, que en su primer año disponía de una beca que cubría el 92 % de todos sus gastos. Solo tuvo que abonar 2.000 euros por todo el curso.

Cazatalentos

Tras finalizar sus estudios en la universidad madrileña Carlos III, nunca perdió de vista América. «Me encanta la cultura americana del deporte», confiesa. Así, estuvo trabajando para una empresa como cazatalentos y llevando a las jóvenes promesas del tenis a campamentos deportivos. Después decidió emprender la aventura por su cuenta, Verdasco se asoció con él, y hoy tienen en cartera a cuarenta y ocho deportistas de distintas nacionalidades, entre ellos doce gallegos y no solo tenistas. El ferrolano Tomás Manso, una joven promesa de la natación española desembarcó en la Universidad de Tampa para desarrollar todo su potencial gracias a la mediación de Taracido.

«El nivel de instalaciones, equipos profesionales o médicos que tienen las universidades es muy difícil que lo encuentres en un club, y eso te permite mejorar día a día. Con el talento que tenemos en España, ojalá tomemos ejemplo», desea un Taracido que ve «muy duro tener que decirle a un chico que si quiere estudiar y hacer deporte, se tiene que ir de su casa», destaca.

Él también estaba dispuesto a llegar a la cima mundial del tenis, pero su carrera quedó truncada por un problema renal cuando solo tenía veinte años. Antes llegó a ser una de las raquetas júnior más prometedoras del país. «Con tres años me pusieron una raqueta en la mano en casa de mi abuela, en la granja escuela Yuca», recuerda Hugo, que jugaba contra la pared o con su padre.

Después «el tenis pasó a ser mi vida», reconoce. Creció en el Círculo Cultural y Deportivo de Sanxenxo hasta alcanzar el quinto puesto del ránking nacional júnior. «Jugué contra Murray», recuerda todavía cabreado por la derrota.

Ese nivel que tenía lo llevó a Estados Unidos recomendado por un compañero, pero «no hace falta ser una mega estrella, hay 1.100 universidades que ofrecen becas», anima Hugo Taracido a los jóvenes deportistas a seguir un camino que ensancha un futuro laboral y deportivo.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/deportes/2016/12/24/plan-americano-deportes-estudios-lado/0003_201612G24P53991.htm

2017-01-11T12:19:21+00:00

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.